¿Qué son los Grupos Internacionales del MCC?

El MCC –como la iglesia- se fue haciendo piramidal: nació en el seno de una asociación, se extendió a una diócesis, se propagó a un País, para luego alcanzar todas las latitudes y todas las longitudes, “recorriendo con carta de ciudadanía” los caminos del mundo, al decir de Pablo VI, en la Ultreya Mundial de Roma.

Ante esa expansión fruto de su vida interna el MCC, por conveniencia operacional, creó Secretariados Diocesanos y Secretariados Nacionales, que, a su vez, encontraron caminos de comunión y comunicación, de coordinación y de servicio, en los Grupos Internacionales y, mas recientemente, en el Organismo Mundial de Cursillos de Cristiandad.

Los Grupos Internacionales, en sus respectivos ámbitos, son organismos de servicio y coordinación de los Secretariados miembros, por lo que carecen de autoridad alguna sobre los Secretariados Nacionales o Diocesanos.

Dichos Grupos ejercen la representación de los Secretariados Nacionales que los conforman ante el OMCC y ante las demás estructuras eclesiales.

Los Grupos Internacionales tienen como objetivo promover y mantener la unidad de los Secretariados Nacionales de los Paises que componen cada grupo, asi como impulsar la reflexión permanente y dinámica sobre la identidad del MCC y los esfuerzos y caminos que debe recorrer para lograr que, fiel a su esencia, logre ser respuesta Pastoral a los interrogantes del mundo de hoy.

También es objetivo de los Grupos Internacionales –con carácter subsidiario y complementario- ayuda a la promoción del MCC en los Paises en donde no está constituido o tienen dificultades para su desarrollo con el previo consentimiento de la jerarquía local.

Como responsable de los objetivos y orientaciones de sus respectivos Encuentros Internacionales, los Grupos se constituyen en el instrumento con que cuenta el MCC –a ese nivel- para ordenar y coordinar los recursos, elementos y esfuerzos que le permitan alcanzar tales objetivos.